Visión

Ser hombres y mujeres de vida consagrada humana y humanizante, apasionados y centrados en Cristo y su Evangelio, capaces de vivir en unidad y comunión intercongregacional y en Iglesia, enriqueciéndonos con nuestros diversos carismas y construyendo el Reino de Dios en el Ecuador.

Misión

Revitalizar y acompañar a quienes han hecho la opción del seguimiento a Jesús desde sus propios carismas, proponiendo una formación permanente que nos lleve a ser personas plenas que podamos responder coherentemente al llamado y a los desafíos de la construcción del reino de Dios en un Ecuador justo y solidario, con una clara opción por los pobres y excluidos, según el proyecto del Evangelio y a la luz de “Aparecida”.

Objetivo Específico

Coordinar, animar y acompañar a la vida religiosa en el Ecuador, con el rostro-corazón-pensamiento propio de cada consagrado/a.

Opciones de la CER 2017 - 2020

Vida consagrada de vino nuevo con odres nuevos  que vive relaciones profundas...

1. Con Jesucristo (espiritualidad)

- Desde la experiencia del encuentro integral con Jesucristo, hacemos un proceso personal y comunitario de conversión, esperanza y fidelidad a Jesucristo.

- Viviendo la espiritualidad trinitaria, seremos una vida consagrada comunitaria, encarnada, profética, misionera, participativa, actualizada, radical.

- Buscamos en el Evangelio las motivaciones y discernimiento de nuestra vida, para vivir como poesía del Espíritu Santo.

2. Con los hermanos y hermanas (comunión)

- Fortalecemos la identidad de la VC y de la CER, que da testimonio de comunión y profetismo, teniendo en cuenta que la comunidad se cimenta en la experiencia de Dios amor, que necesita procesos de humanización en su consagración.

- Necesitamos mantener el discernimiento comunitario y los procesos de acompañamiento en sus experiencias significativas.

- Trataremos de propiciar el ambiente sano y transparente, con calidad y calidez en la vida comunitaria, así como el intercambio de talentos, recursos y fuerzas que dinamicen nuestros carismas y el servicio que hacemos en las diversas fronteras existenciales.

- Dios nos llama desde Medellín a mirar a la Iglesia en comunión y participación, y la CLAR nos sigue animando a vivir la intercongregacionalidad, intergeneracionalidad e interculturalidad.

- Nos sentimos llamados/as a la resignificación de los votos, que nos lleve a compartir la vida en amor, gratitud y comunión en el Espíritu.

3. con la vida amenazada (profética)

- La VC tiene pasión por Cristo y por la humanidad, dando vida, con coraje, para responder a las nuevas llamadas con fidelidad creativa.

- VC debe vivir en discernimiento constante y acompañar a las víctimas de la injusticia y a los más vulnerables, además de tomar conciencia de nuestra responsabilidad personal y comunitaria en el cuidado de la casa común.

- Renovamos el compromiso y opción por los pobres, jóvenes, migrantes, refugiados, desplazados, familia, y en contra de la trata de personas, contaminación y destrucción de la casa común.

4. Para dar fecundidad

Proponemos algunas actitudes y actividades que nos darán vida y que nos invitar a dar vida

- Compromiso y participación en los espacios de formación, las comisiones, encuentros de superiores y regionales.

- Participar en jornadas de reflexión sobre el documento de Medellín, para renovar las opciones de la iglesia latinoamericana en el contexto de las necesidades del mundo actual. (Congreso 50 años, agosto 2018)

- Animación vocacional (todo/as) como conversión y signo de esperanza para una nueva sociedad, Iglesia,  familias, vocaciones religiosas/os

- Participación en redes en defensa de la vida y de la creación, REPAM, Red contra la trata, y otras instancias de comunión.

- Enviar hermanas/os a misiones intercongregacionales, desde la inspiración del V CAM (julio 2018)

- Acompañar a la Comunidad Intercongregacional Misionera (CIM) en Sucumbíos con el envío de hermanas/os para tiempos especiales y para continuar la misión.

- Motivar y colaborar en la celebración y contextualización del Sínodo de los jóvenes (octubre 2018)

- Acompañar la vida de los jóvenes y fortalecer los procesos de formación de los jóvenes religiosos

- Vivencia compartida y creativa del mismo carisma que Dios regala a la vida religiosa y a los laicos.

- Ofrecer a las congregaciones, criterios para evaluar sus presencias, siendo audaces en las revisiones de obras, con disponibilidad para el cambio.

- Disponibilidad para colaborar y reemplazar las responsabilidades intercongregacionales que asumimos con generosidad y comunión.

Saltar cursos disponibles
Saltar site news

Site news

(Sin novedades aún)