Cuenca, 12 de Mayo de 2016

 

 “¡La Virgen María está siempre a nuestro lado, sobre todo cuando sentimos el peso de la vida!” (Papa Francisco)

 

Hermanas y hermanos:

Reciban un cordial y fraterno saludo de paz y bien en los Corazones Santísimos de Jesús y de María.

Me dirijo a cada una de las Comunidades Religiosas estando a las puertas de celebrar el primer mes de la tragedia que embargó a nuestro país y por ende a nuestra provincia de Manabí,  todos hemos sido golpeados fuertemente por esta tragedia, estamos bastante afectados y consternados por  toda la experiencia que vivimos junto a nuestro pueblo,  lamentamos sobre todo la pérdida de nuestra hermana Religiosa Claire, las señoritas Jazmina, Mayra, María Augusta, Valeria y Catalina, del Hogar de la Madre y de las Hermanitas Vicky y hoy también Soledad de las Mercedarias, para quienes rogamos al cielo la vida Eterna la cual bien merecida la tienen. Para sus Congregaciones un sentido pésame, y oraciones para que Dios les recompense con Vocaciones fieles y perseverantes; no cabe duda que la Inmolación es obra de Dios y una semilla muere para dar fruto a los demás.

Quienes integramos la comisión de la CER – Manabí unimos nuestros corazones e invitamos a todas las Congregaciones Religiosas a realizar una cadena de oración para juntos alentar a nuestro pueblo que nos necesita más que nunca en la Misión en este Año de la Misericordia. En donde estén de misión sobre todo a las tres de la tarde les invito a rezar La Coronilla de la Misericordia.

Agradezco a Dios de antemano toda la ayuda que están brindando a nuestros hermanos en cada uno de los cantones, así sabrán y reconocerán que Dios no muere, que no se ha ido y que hay que continuar la tarea que nos ha encomendado, cuidar esta viña.

A nuestros hermanos Religiosos y Religiosas que han sufrido golpes por esta tragedia sé que Dios nos levantará así como nos vio caer bajo los escombros, de hecho ya nos devolvió la vida al darnos otra oportunidad de vivir y ahora hay que donarla a los demás como lo hace Jesús. Que al acercarnos a la Fiesta de Pentecostés vivamos el Primer mes del Terremoto con esperanza de ver cada día un nuevo amanecer.

Les envío esta oración del Espíritu Santo para que  juntos en unidad de Carismas  la Oremos el Día Domingo y se derrame sobre nuestro pueblo el Espíritu de fe y Piedad, que siempre honremos con decisión la Divina Eucaristía, principal misterio de nuestro Amor. Y en este mes de mayo María sea nuestra mayor fortaleza como Madre.

 

Ven Divino Espíritu

Ven Divino Amor

Ven has en mi pecho

Eterna mansión.

 

Santísimo Espíritu, de Dios viva llama

Fulgente derrama, en mí tu esplendor,

Dueño de las gracias, autor de los dones

De los corazones monarca y Señor.

 

Muéstranos la senda ignota, escondida

Que lleva a la Vida y conduce a Dios,

Por ti lograremos la final victoria

Y en la eterna gloria gozar de tu amor.

 

Agradecemos también la fineza de la CER- Nacional, que está brindando el apoyo necesario con la misión Inter-Congregacional que se está desarrollando en algunos cantones de la Provincia, como son Jama, Pedernales, Manta y Portoviejo; agradezco a las Comunidades que les dan la acogida en sus casas con el hospedaje y alimentación.

Dios les bendiga y pronto notificaremos nuestro próximo encuentro que quizás movamos de fecha pues los de la CER Nacional nos han pedido estar presentes en el mismo.

En comunión de oraciones,

Atentamente.

 

Hna. Rosaura Ruiz Castro R. O.

Presidenta CER-Manabí

0982643212

 

Comentarios   

 
# Hna. Elena Tinitana 30-05-2016 02:33
Querida Hna. Rosaura Ruíz
En el Corazón de Jesús, podemos encontrarnos, conocernos, orar y animarnos unas a otras; desde este lugar la saludo y le aseguro mi oración, estoy a la espera de mi turno para la ayuda intercongregaci onal.
Con cariño
Sor Elena Tinitana, FMA / salesiana