Comunicado de Prensa 

 

Quito, 23 de abril de 2016

 

A mis hermanos Obispos y sacerdotes del Ecuador:

El terremoto del 16 de abril pasado, enluta a todos los ecuatorianos, de modo especial a los familiares de los 600 y más fallecidos de las diferentes ciudades donde el movimiento sísmico produjo su efecto. 

Por este motivo, como pastores de la Iglesia católica que peregrina en el Ecuador, tenemos el deber de expresar nuestra cercanía espiritual uniéndonos al dolor que nos embarga a todos por tan irreparables pérdidas humanas y materiales, y pedimos al Dios de la Vida que acoja en su Reino eterno a cuantos han sido víctimas de este lamentable fenómeno natural. 

En este sentido, les solicito que mañana, V domingo de Pascua, en la celebración de la Santa Misa de todas las Jurisdicciones eclesiásticas del Ecuador, se encomiende al Señor el alma de todos los difuntos, víctimas del terremoto, para que Dios les conceda el descanso y la felicidad eternas, así como también el consuelo y la fortaleza a sus familiares. 

Así mismo, pedimos a todos los ecuatorianos que nos unamos en la oración y la acción solidaria en favor de quienes han perdido a sus familiares y sus bienes materiales. 

En Cristo resucitado, 

 

+ Fausto Trávez Trávez, OFM

Arzobispo de Quito, Primado del Ecuador

Presidente de la CEE

 

 

 

Contador de Visitas

contador

Av. Garcia León 215(Oe4-33) Ruiz de Castilla 593 2 3202759 / 3202193 / 3202265