Boletín de prensa

Quito, 20 de febrero de 2014

 

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana,

con motivo de las elecciones del 23 de febrero

 

Los Obispos de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana queremos dirigir este mensaje a todos los católicos y al pueblo ecuatoriano en general, movidos por el deseo que las próximas elecciones constituyan un paso adelante para el fortalecimiento de las instituciones políticas, de modo que estas garanticen cada vez mejor la convivencia justa, libre y solidaria de todos los ciudadanos.

Notamos algunos signos, tanto en la sociedad civil como en los partidos políticos e instituciones, que exigen ponerles atención. Signos de confrontación, de descrédito del adversario que pueden contribuir a la manipulación de los sencillos; y, otros, que manifiestan actitud de sensatez y madurez política que, a no dudarlo, contribuirán a clarificar mejor la intención del voto a consignar.

Urgimos en primer lugar a todos los candidatos a manifestarse sensibles ante el sufrimiento humano y a presentar propuestas claras y presupuestos creíbles para cambiar las situaciones difíciles del pueblo ecuatoriano. Los exhortamos a que, a la luz de los principios de la Doctrina Social de la Iglesia, que contienen profunda sabiduría y alto humanismo, se comprometan a responder de manera positiva y serena a las situaciones de injusticia y necesidad. La conquista del poder no debe ser para abusar de él o servirse del mismo en beneficio personal, sino para el bien común de toda la sociedad. El Beato Juan Pablo II señaló que “en el ejercicio del poder político es fundamental el espíritu de servicio, el único capaz de hacer ‘transparente’ o ‘limpia’ la actividad de los hombres políticos” (Christifideles laici, 42).

Creemos también necesario que las elecciones deben ser un momento de auténtico civismo, para que su celebración signifique la valorización de la dignidad la persona humana y de sus derechos inalienables. Pedimos por ello a todos los ciudadanos con derecho a ejercer el voto, que lo hagan de forma consciente y responsable, habiéndose informado previamente sobre las diferentes propuestas, también de cara a Dios y a través de la oración. Confiamos en que el pueblo sabrá escoger a sus representantes entre los candidatos y candidatas de probada integridad, que promuevan los valores de la vida, sinceridad, laboriosidad, honradez, transparencia, respeto de las opiniones ajenas y claro compromiso por el bien común.

Y pedimos por último a todas las comunidades cristianas que aprovechen la oportunidad ofrecida por estas elecciones, para dar testimonio de participación, conciliación, unidad y respeto a los demás, por encima de los idearios políticos.

Que el Señor Todopoderoso aumente en nosotros el sentido de la responsabilidad, para que actuemos pensando sobre todo en un futuro digno, seguro y pacífico. Y Santa María, Madre de la Iglesia, interceda ante su Hijo Jesucristo, Nuestro Salvador, y nos bendiga con su maternal protección.

 

SECRETARÍA GENERAL DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ECUATORIANA

 

Contador de Visitas

contador

Av. Garcia León 215(Oe4-33) Ruiz de Castilla 593 2 3202759 / 3202193 / 3202265