Os deseo que este adviento nos ayude a prepararnos para celebrar con gozo

la Navidad desde el valor de la verdad.


Oteando la Navidad desde la verdad

 

Llegará la Navidad y con ella aflora de nuevo la esperanza soñada, de que otro mundo es posible. Nada se hace grande sin un camino de ilusión y esperanza y tampoco sin el esfuerzo y el trabajo personal y comunitario que acompañe esa esperanza.

Hemos de otear el horizonte con el lente de la verdad, mirar a lo lejos para saber quien viene antes de que llegue , como el centinela que advierte la llegada de quien se acerca, como el marinero que navegando por el mar quiere llegar a buen puerto evitando los escollos .En la vida es necesario otear el panorama que se viene para prevenir desde la verdad, sin dar oídos a falsas promesas incumplidas que resultaron ser las grandes mentiras, hundiendo en el hoyo de la miseria a mucha gente que se fió de las palabras sin verificar su verdad y autenticidad para luego sufrir las consecuencias a veces muy difíciles de reparar .

Miramos al llamado primer mundo y vemos envuelto en medio de las crisis económicas, los grandes y poderosos han sentido como un gran terremoto, cayendo por tierra sus seguridades económicas , salpicando a los demás, los cataclismos económicos que han dejado sin defensas y sin piso, los sueños de prosperidad, basados en un mundo ficticio con un gasto por encima de las posibilidades, llegando a un endeudamiento que se hacen imposible de pagar. Y como siempre, la mayoría que son los pobres, son los primeros en pagar la irresponsabilidad de la minoría, que son los ricos poderosos, malos administradores de la herencia que Dios dejó para todos.

Se podrán inventar muchos justificativos con el fin de que la autentica verdad quede oculta y la mentira, raíz de tantos males, siga imperando en el mundo, hay magos de fantasía, prestigiadores que engañando a ilusos quisieran hacer ver como real lo que no lo es. En esta Navidad debemos aprender la lección de la Verdad que Jesús nos enseña naciendo en la pobreza de Belén. Siendo rico se hizo pobre, siendo fuerte se hizo débil .Nació pobre vivió pobre y murió pobre para enriquecernos en la verdad y fortalecer nuestra debilidad

La navidad, es un tiempo fácil para caer en la tentación de quedarnos con las luces y colores de la fiesta , en lo superficial y externo y olvidarnos el mensaje esencial que nos trae la Navidad en su interior .Oteamos la historia y contemplamos :Desde el comienzo de la historia, Dios es amor, construyó esta tierra por amor, el amor que es entrega y donación , el amor, que es luz y verdad, esa tierra habitada por el amor se fue perdiendo, Dios miro su mundo creado y vio al hombre engañado y esclavo, hundido en la maraña de este mundo, que los humanos habían contaminado con el egoísmo y la codicia, habían oscurecido con la mentira y el engaño, secuestrando la verdad, habían dividido con la soberbia del poder y el orgullo. Su corazón compasivo le llevo a enviar a su hijo Jesús para salvar esta tierra donde habitamos los humanos, y llegó la primera Navidad.

En el fondo de cada corazón humano fue sembrando la semilla de la verdad y del amor divino, verdad que le hiciera sentirse libre en su conciencia , que no le pudieran robar, esa verdad que no se dejara encadenar, esa verdad que no se impone, esa verdad que nunca muere, solo podemos recuperar la verdadera libertad viviendo en la verdad, esa verdad que Jesús nos ha dejado con su vida y su palabra , nadie ha podido proclamar como Jesús :” Yo soy la Verdad “ y la verdad os hará libres” “(Jn.8,32)

Cada uno de nosotros podemos ser reflejo de esa verdad de Dios, con nuestro testimonio, nuestras chispas de verdad podrán prender la hoguera divina que purifique e ilumine nuestros hogares y nuestras comunidades

En esta navidad de regalos y dones, regalemos la verdad del amor que es Jesús. Dejemos que su verdad alumbre y brille por dentro y por fuera, como la gran estrella blanca que guía e ilumina nuestro sendero. Seguiremos oteando el horizonte y veremos un amanecer de esperanza de que un mundo nuevo es posible cuando se vive en la verdad. Que su luz disipe las tinieblas de la mentira, de las apariencias, de los fundamentalismos, de las omisiones de los prejuicios, de la ambigüedad.

La verdad de la austeridad en la pobreza, trae la verdadera riqueza de, la solidaridad, la paz y la justicia, la verdad del espíritu de la nobleza y sinceridad, que habla sin dobleces y actúa en la trasparencia, el espejo límpido y la radiografía nítida que nos trasmite la justa medida de lo que somos y tenemos, y nos lleva a vivir en coherencia entre lo que sentimos, pensamos, decimos y hacemos .

Oteando el horizonte con la lente de la verdad evitaremos muchos males, hemos visto por donde vienen las riquezas de Dios y por donde viene la ruina de los hombres. En esta Navidad regala Verdad. La Verdad se hizo hombre y habita entre nosotros.

R.Cob

 

 

Contador de Visitas

contador

Av. Garcia León 215(Oe4-33) Ruiz de Castilla 593 2 3202759 / 3202193 / 3202265