II ENCUENTRO NACIONAL

DE PASTORAL JUVENIL, VOCACIONAL, MISIONERA Y CATEQUÉTICA

Quito (Ecuador), 4 al 8 de Agosto 2010

 

JUSTIFICACIÓN

“La vocación al discipulado misionero es con-vocación a la comunión en su Iglesia…” DA. 156

Próximos a cumplir los diez años de la celebración del I Congreso Nacional Juvenil, Vocacional y Misionero – Guayaquil 2000, constatamos como un signo de Dios la opción por los jóvenes, desde un espíritu de comunión, fruto del trabajo en conjunto entre las pastorales afines a la evangelización de la juventud: Pastoral Juvenil, Pastoral Vocacional, Pastoral Misionera y Pastoral Catequética.

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana, Obras Misionales Pontificias y la Conferencia Ecuatoriana de Religiosos, en el transcurso de estos años han impulsado diversas acciones e iniciativas comunes para responder a los desafíos de la realidad de los jóvenes en nuestro país. Para ello se ha contado con un Equipo Nacional de Animación y Coordinación, el mismo que acogiendo los diversos procesos y realidades locales ha generado propuestas conjuntas a favor de los jóvenes como Iglesia hasta el año 2005.

Este esfuerzo de comunión ha sido favorablemente asumido en las diversas jurisdicciones eclesiásticas del país. No obstante, la tendencia al particularismo e individualismo que vivimos socialmente ha incidido en la continuidad de este proceso conjunto en los últimos años, debilitando así nuestro caminar local y nacional.

Estamos convencidos que la Iglesia que peregrina en el Ecuador se ha caracterizado por un estilo de comunión. Esta fortaleza se convierte en una gran oportunidad para retomar el trabajo conjunto, como un singo de Dios, que nos permitirá animar, potenciar y enriquecer los procesos pastorales a favor de la evangelización de la juventud.

Simultáneamente nos estamos preparando para celebrar en el 2010, diversos acontecimientos eclesiales a nivel nacional: 25 años del Primer Encuentro Nacional de Pastoral con ocasión de la venida del Santo Padre (Quito 1985) con el que se dio inicio a la organización nacional de la Pastoral Juvenil en el Ecuador, 10 años de la celebración del Primer Congreso Nacional Juvenil, Vocacional y Misionero (Guayaquil 2000) en el contexto del año jubilar y el Centenario Pascual del Hermano Miguel, patrono de la Catequesis

En el año 2010, la Iglesia Latinoamericana y del Caribe, celebrará el III Congreso Latinoamericano y del Caribe de Jóvenes y en el 2011 el II Congreso Latinoamericano y del Caribe de Pastoral Vocacional dentro del proceso de la Gran Misión Continental.

“La cultura postmoderna, con sus aspectos contradictorios y cuestionadores, causa un fuerte impacto en el hombre y la mujer de hoy, sobre todo jóvenes. Si por un lado, ella ayuda a rescatar el valor de la subjetividad y de la individualidad, la importancia de la afectividad y de la sexualidad humana, la ética de la vida, la búsqueda de la felicidad y de la realización personal, por el otro, ha generado un fuerte relativismo y subjetivismo, acompañado de una mentalidad pragmática y hedonista, con serias consecuencias en el campo de los valores humanos y cristianos. Las familias enfrentan serios problemas de estabilidad y muchas veces se desintegran. Los jóvenes se manifiestan más inestables, inseguros y con dificultades para asumir compromisos definitivos” (Itaicí 12).

“Por otro lado, constatamos con preocupación que innumerables jóvenes de nuestro continente atraviesan por situaciones que les afectan significativamente: las secuelas de la pobreza, que limitan el crecimiento armónico de sus vidas y generan exclusión; la socialización, cuya transmisión de valores ya no se produce primariamente en las instituciones tradicionales, sino en nuevos ambientes no exentos de una fuerte carga de alienación; su permeabilidad a las formas nuevas de expresiones culturales, producto de la globalización, lo cual afecta su propia identidad personal y social. Son presa fácil de las nuevas propuestas religiosas y pseudo religiosas. La crisis, por la que atraviesa la familia hoy en día, les produce profundas carencias afectivas y conflictos emocionales” (DA 444).

“Los jóvenes y adolescentes constituyen la gran mayoría de la población de América Latina y de El Caribe. Representan un enorme potencial para el presente y futuro de la Iglesia y de nuestros pueblos, como discípulos y misioneros del Señor Jesús. Los jóvenes son sensibles a descubrir su vocación a ser amigos y discípulos de Cristo. Están llamados a ser “centinelas del mañana”, comprometiéndose en la renovación del mundo a la luz del Plan de Dios. No temen el sacrificio ni la entrega de la propia vida, pero sí una vida sin sentido. Por su generosidad, están llamados a servir a sus hermanos, especialmente a los más necesitados con todo su tiempo y vida. Tienen capacidad para oponerse a las falsas ilusiones de felicidad y a los paraísos engañosos de la droga, el placer, el alcohol y todas las formas de violencia. En su búsqueda del sentido de la vida, son capaces y sensibles para descubrir el llamado particular que el Señor Jesús les hace. Como discípulos misioneros, las nuevas generaciones están llamadas a transmitir a sus hermanos jóvenes sin distinción alguna, la corriente de vida que viene de Cristo, y a compartirla en comunidad construyendo la Iglesia y la sociedad” (DA 443)

En este contexto, proponemos celebrar en Agosto del 2010 el Segundo Encuentro Nacional Juvenil, Vocacional, Misionero y Catequético para celebrar conjuntamente estos procesos juveniles, vocacionales, misioneros y catequéticos como preparación a los compromisos con la Iglesia Latinoamericana y del Caribe y en sintonía al proceso de la Misión Nacional que el próximo año está dirigido a los “cercanos a la Iglesia” por tanto al mundo de los laicos y entre ellos los jóvenes.

Consideramos que todos estos esfuerzos permitirán revitalizar la opción por los jóvenes, la pastoral en conjunto y la presencia y compromiso de los jóvenes como Discípulos Misioneros en la Iglesia del Ecuador.

OBJETIVO GENERAL

A la luz de la Misión Continental que se está celebrando a nivel nacional, proponemos:

Propiciar a nivel nacional un espacio de encuentro, reflexión y decisión entre las pastorales afines a la Evangelización de la Juventud que permita responder a las diversas realidades del mundo juvenil y fortalecer en comunión la opción de la Iglesia del Ecuador por los jóvenes.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

-- Celebrar los 25 años de la Pastoral Juvenil en el Ecuador, los 10 años del Primer Congreso Nacional Juvenil, Vocacional y Misionero y el Centenario Pascual del Hermano Miguel

-- Identificar y responder a los nuevos desafíos que nos presentan las diversas realidades y culturas juveniles para inculturar el Evangelio en la vida de los jóvenes

-- Profundizar desde el encuentro personal y comunitario con Cristo la vocación misionera del joven como Discípulo Misionero a la luz del Evangelio, de las orientaciones de Aparecida, del Tercer Congreso Americano Misionero CAM3 comla8 y de la Iglesia en el Ecuador.

-- Definir nuevas orientaciones para el trabajo en conjunto de las pastorales afines a la evangelización de la juventud en el Ecuador

RESPONSABLES

CONFERENCIA EPISCOPAL ECUATORIANA

- Pastoral Juvenil

- Pastoral Vocacional

- Misiones

- Catequesis

OBRAS MISIONALES PONTIFICIAS - OMP

CONFERENCIA ECUATORIANA DE RELIGIOSOS - CER

DESTINATARIOS

Jóvenes y agentes de pastoral juvenil, vocacional, misionera, catequesis y CER

JURISDICCIONES ECLESIÁSTICAS

PASTORALES AFINES (5)

TOTAL DESTINATARIOS

Jóvenes

Agentes

Arquidiócesis (4)

4X5

2X5

30x4

120

Diócesis (11)

2X5

1X5

15x11

165

Vicariatos Apostólicos (8)

2X5

1X5

15x8

120

Equipo Nacional

20


20

Invitados

20


20

Voluntarios SEDE

30


30

TOTAL

475


LUGAR Y FECHA

SEDE: Universidad Politécnica Salesiana - UPS de Quito

FECHA: 4 al 8 de Agosto de 2010

FINANCIAMIENTO

APORTES:

Aporte económico de la SEDE

Aporte económico de las instancias organizadoras: CEE, OMP y CER

Aporte económico de las jurisdicciones eclesiásticas

Aporte económico de los participantes

AUSPICIOS Y DONACIONES

Nivel local

Nivel nacional

Nivel internacional