EL OBISPO EMÉRITO DE SUCUMBÍOS

CONCLUYE HOY EL AYUNO

EL PROCESO DE RECONCILIACIÓN EN SUCUMBÍOS ESTÁ EN MARCHA.

VISITA PROTOCOLARIA DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL. NOS ALEGRAMOS DE QUE DEJE EL AYUNO, Presidente Conferencia Episcopal.

EL OBISPO DARÁ UNA RUEDA DE PRENSA A LAS 15.30 EN EL PARQUE LA ALAMEDA DE QUITO.

Jueves 16 de junio 2011- Parque La Alameda, Quito. Hoy, cuando se completan 24 días, Monseñor Gonzalo López Marañón, de 77 años, decide finalizar su periodo de ayuno y oración por la reconciliación de la provincia de Sucumbíos.

Los esfuerzos dentro y fuera de la esfera religiosa indican al Obispo que es tiempo de dejar la medida que adoptó el pasado 24 de mayo.

Alrededor de las ocho y media de esta mañana, se produjo una visita inesperada. El Presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), Monseñor Antonio Arregui, y el Arzobispo de Quito, Monseñor Fausto Trávez, llegaron a la Iglesia del Belén, donde cada mañana desde hace 24 días el Obispo Marañón se acercaba para asearse. Durante su encuentro, los representantes de la CEE han expresado su agrado con el fin del ayuno: “Nos alegramos de que deje el ayuno”, dijo Arregui.

Entre los motivos que han decidido al Obispo Emérito a suspender el ayuno están: la visita que realizó ayer en la tarde el Delegado del Papa, Monseñor Ángel Polibio Sánchez, la persona nombrada para intermediar en el conflicto originado durante la administración heralda del Vicariato Apostólico.

Monseñor Sánchez se comprometió a seguir trabajando por la reconciliación, mediación que ya ha dado algunos frutos en la presente semana. El gesto y el mensaje del delegado pontificio han significado una señal contundente y determinante para el Obispo de que el proceso de reconciliación está en marcha.

Otro representante de la CEE, Monseñor Mario Ruiz, Arzobispo Emérito de la Arquidiócesis de Manabí, llamó por teléfono ayer en la noche al Obispo de Sucumbíos. Ruiz le expresó su afecto y la necesidad de que finalice su ayuno.

Además, el coordinador oficial del Movimiento de la Renovación Carismática en la provincia se ha comprometido públicamente a trabajar en favor del diálogo entre sus representantes y seguidores y los miembros de la Iglesia de San Miguel de Sucumbíos (ISAMIS), la que construyó Monseñor López Marañón en 40 años de comprometida labor pastoral y social.

Por su parte, el delegado pontificio reconoció también al carismático como el portavoz legítimo del Movimiento, respaldado a su vez por la Renovación a nivel nacional. Una comisión viaja mañana a Nueva Loja para dialogar nuevamente con los carismáticos.

En Sucumbíos comienzan a verse signos de reconciliación, sobre todo en las comunidades, fuera del centro de poder político y religioso. El martes se celebró una misa donde seguidores del Movimiento de Renovación Carismática y seguidores de la Iglesia de San Miguel de Sucumbíos senencontraron juntos. Algunas iglesias, que permanecieron cerradas en los últimos meses, volvieron a abrirse para todas las personas.

A partir de ahora habrá un nuevo Ministerio en la iglesia de Sucumbíos, el Ministerio de la Reconciliación. Además, en los últimos días se han realizado diversas actividades en favor de la sanación de heridas. Un grupo de indígenas kitu karas viajó ayer desde Quito para realizar en la ciudad de Nueva Loja un proceso de reflexión encaminado a sanar corazones. Se trata de una ceremonia, llamada Corazonar, que el pueblo kitu kara quiere ofrecer a los sucumbienses. El proceso dura siete días y a él puede acudir toda la población.

Las mujeres de la pastoral negra de Sucumbíos, presentes en la misa de ayer tarde, rogaron al obispo que finalizase su medida puesto que “ya podemos sentir que la situación está mejorando aunque el camino sea aún lento”.

Con estos gestos y acciones, Monseñor López Marañón, reconoce que hay caminos abiertos para el diálogo y la reconciliación y que por lo tanto puede iniciar la suspensión progresiva del ayuno.

El ayuno concluirá con la habitual celebración de la misa a las cinco de la tarde. Concelebran con el Obispo, Monseñor Jesús Esteban Sádaba, del Vicariato Apostólico de Aguarico, y Monseñor Luis Cabrera, Arzobispo de Cuenca y Vicepresidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana.

La salud de Monseñor Gonzalo, de 77 años de edad, se ha mantenido estable y controlada en todo momento durante los 24 días de ayuno. En esta semana, ya pasados los 21 días de ayuno, Monseñor presentó los primeros síntomas de cansancio. Apenas dos días no pudo celebrar la Eucaristía aunque sí estar presente.

Sobre el Obispo López Marañón, durante 40 años al frente de la Iglesia de San Miguel de Sucumbíos, todavía pesa la prohibición de retornar a la provincia.

RUEDA DE PRENSA A LAS 15.30 EN EL PARQUE LA ALAMEDA DE QUITO.

 

Información y Contactos: Coordinación de entrevistas y prensa: Blanca Diego 087314235.

Lourdes Vallejo, 098986210. Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Más información en www.isamis2010.blogspot.com

 

Contador de Visitas

contador

Av. Garcia León 215(Oe4-33) Ruiz de Castilla 593 2 3202759 / 3202193 / 3202265