Señor Doctor

José Miguel Insulza

SECRETARIO GENERAL DE LA OEA

 

Señor

Ban Kin-moon

SECRETARIO GENERAL DE LA ONU

 

De nuestras consideraciones.-

Reciba un saludo cordial de quienes pertenecemos a La Confederación de Pueblos de la Nacionalidad Kichwa del Ecuador ECUARUNARI filiales de la CONAIE, deseándole éxitos en su labor y a la vez llegue por su intermedio a la organización que usted preside nuestra voz que se levanta indignada ante la cobarde agresión a nuestros hermanos en la Amazonía al norte del Perú, de manera especial la masacre perpetuada en Bagua, zona de Corral Quemado y Curva del Diablo, que deja un saldo de decenas de muertos, heridos y desaparecidos. No es concebible que en pleno siglo XXI el gobierno de peruano recurra a la violencia y no al debate civilizado  de dialogo cimentados en mutuo respeto como siempre fue la propuesta de las comunidades indígenas, actitud demostrada durante 56 días de luchas pacíficas previos a los actos criminales por todos condenados en el ámbito nacional e internacional.

La democracia implica la posibilidad de disentir y presentar propuestas. Solo en regímenes totalitarios, la protesta es criminalizada. El Presidente Peruano demuestra con sus actos falta de grandeza, prepotencia antidemocrática, su actitud racista y su vocación genocida que solo es aplaudida por las empresas transnacionales y los neoliberales ya manifestada en otros momentos de la historia. Los pueblos indígenas tenemos derecho a luchar por la vida y de la Pacha Mama, a sabiendas que trabajar por la justicia y la preservación de la Madre Tierra, beneficia a toda la humanidad.

No es concebible que sean masacrados nuestros hermanos, que son también los suyos si nuestras conciencias han evolucionado lo suficiente para concebirnos todos como hijos de la vida planetaria, y todo ello por el solo hecho de disentir con el gobierno de Alan García Pérez y reclamar la derogatoria de decretos- ley derivados de la suscripción del Tratado de Libre Comercio, puesto que consideran vulneran a sus territorios y afecta gravemente el medio ambiente; decretos que no les fueron previamente consultados como exige la OIT , los derechos compendiados en la ONU y en la misma Constitución Peruana.

Rechazamos enfáticamente las declaraciones del presidente García, en las que manifiesta su afán de vincular a estos hechos a los países externos y hace desviar la atención nacional e internacional. Señor Doctor Secretario General de la OEA, y Señor Ban Kin-moon Secretario General de la ONU, exigimos una amplia y transparente investigación de los autores intelectuales, cómplices y encubridores del genocidio perpetrado en la Amazonía peruana y la vigilancia para que estos crímenes no queden en la impunidad.

Conocemos que hay detenidos en un cuartel militar, hemos solicitado al señor Embajador de Perú en Ecuador para que interceda con su gobierno, para que los familiares de los detenidos puedan visitarlos, y se conceda cuanto antes la libertad a nuestros hermanos, que ante la agresión cobarde realizaron su justa protesta.

Pedimos a la OEA y a la ONU realicen las gestiones pertinentes para enviar una misión que garantice el cese de la persecución y la represión sistemática a todo los dirigentes sociales especialmente indígenas. Instamos a todos los organismos internacionales, defensores de los derechos humanos y colectivos a sumarse a esta causa justa como es la de defender la vida de los pueblos, la vida de la Pacha Mama por el bien de toda la humanidad.  

¡LA VIDA NO SE VENDE, LA VIDA SE DEFIENDE!

 

Humberto Cholango T.

PRESIDENTE DE LA CONFEDERACIÓN

KICHWA DEL ECUADOR-ECUARUNARI