COMIENZA EL II AÑO DE LA MISIÓN NACIONAL

El miércoles 8 de diciembre, festividad de la Inmaculada Concepción,  a las 10h00 en la Basílica del Voto Nacional, con la presencia de todos los Señores Obispos y con la participación de los laicos, tendrá lugar una Solemne  Concelebración Eucarística con la que se dará inicio al II Año Misionero.

En la ceremonia, que contará con delegaciones de las diferentes jurisdicciones del país, se hará el lanzamiento del Nuevo Plan Global de Pastoral de la Iglesia para el periodo 2011-2015 y se convocará al II Congreso Nacional de la Familia en el Ecuador.

Dentro del proceso permanente de la Misión Nacional,  se busca que todos los laicos se sientan parte de la gran misión nacional, se dejen cautivar por el mensaje de Aparecida y se comprometan a promover el encuentro con Jesucristo vivo desde la familia, a fin de ser fermento transformador de esta sociedad.

Están invitados a participar en esta Eucaristía todos los laicos comprometidos con la pastoral de la Iglesia Católica: Pastorales de la familia, juventud, social, salud, educación, indígena y negra, etc. Catequistas, miembros de consejos pastorales parroquiales, animadores de comunidades, ministros de la comunión, liturgia, delegados de la Palabra; Consejos de Laicos (CELCA), movimientos y organizaciones laicales, comunidades, asociaciones, agrupaciones, profesionales, fundaciones, hermandades, etc.

Los Obispos del Ecuador se dirigen a todos aquellos fieles Laicos que, por el servicio evangelizador que realizan, se encuentran más cercanos a sus Pastores y agradecen a Dios, su entrega y servicio desinteresado a la Iglesia, a  la vez que los invitan y animan a prepararse y comprometerse más en el “año 2011”, dedicado de manera especial a los laicos, dentro del proceso misionero ya iniciado en el año 2010, con Obispos, Sacerdotes y Religiosos/as.

"La realidad actual - dicen los Obispos en su mensaje dedicado a los Laicos- nos desafía a hombres y mujeres de Iglesia, porque en nuestra sociedad se excluye o margina a Dios, se da una creciente indiferencia religiosa y una pérdida de valores evangélicos; la confianza en la bondad de Dios Padre, que tanta serenidad irradiaba a la gente, está muy amenazada y, la solidaridad tradicional en la cultura de nuestros pueblos, está siendo sofocada por un fuerte consumismo, que invade a todos.  Vemos en estos vacíos un llamado del Señor para llevar el Evangelio a todos los estamentos de la sociedad".

SECRETARÍA GENERAL DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ECUATORIANA

contador

Av. Garcia León 215(Oe4-33) Ruiz de Castilla 593 2 3202759 / 3202193 / 3202265